coronacion da fabriano getty museum

Coronación de la Virgen María

coronacion da fabriano getty museumUna reproducción de esta pintura ha sido situada en el coro del templo de nuestra parroquia.

Descripción de la pintura

La “coronación de la Virgen” es una pintura en témpera y oro sobre tabla (87,5 x 64 cm) de Gentile da Fabriano, datado alrededor de 1420 y conservado en el Museo Paul Getty de Los Ángeles. Esta obra era el lado frontal de un estandarte procesional, sobre cuyo reverso se encontraba la escena de los Estigmas de San Francisco, hoy en la Fondazione Magnani-Rocca cerca de Roma.

El estandarte es pintado para una confraternidad domiciliada cerca del convento de San Francisco en Fabriano, ciudad natal del pintor que había retornado de Brescia, después de Venecia, en la primavera de 1420, pero sólo por pocos meses, ya que en agosto ya se encuentra en Florencia.

La escena tiene una composición bastante tradicional, con Jesús, quien coloca la corona sobre la cabeza de María, dulcemente inclinada con las manos cruzadas en el pecho en señal de humildad. Sobre ellos vuela la paloma que representa al Espíritu Santo y a los lados dos filas inferiores de ángeles que desenrollan partituras con himnos marianos: a la izquierda se lee “Timete Dominum et date Illi Hono[rem]”; en el derecho “Dignus est Agnus qui O[ccisus est].” (“Temed al Señor, y al él dadle honor”, “Digno es el Cordero degollado”)

Lo que sorprende en la tabla es la extraordinaria riqueza de telas con ricos motivos en oro, que se superponen para formar un intrincado  efecto hipnótico y deslumbrante. En el manto de María, en azul y decorada con molinetes y coronas, contrasta con la tela que cubre el asiento y el suelo, con motivos florales sobre un fondo verde; la túnica de Cristo es completamente dorada con hojitas organizadas sobre estrellas de base pentagonal, mientras que su capa, de color rojo oscuro, tiene grandes flores con repetición de hojas; completan el conjunto las ropas de los ángeles, con un fondo blanco con otros motivos vegetales y los ricos bordes dorados, sobre los que se encuentran inscripciones grabadas en oro: en la de María, leemos “Ave Maria G[ratia] Plen[a] Dominus Tecum Bé[nedicta] “. (“Dios te salve, María, llena de gracia, el Señor es contigo”)

Luego, son extraordinarios los efectos obtenidos con la tableta en tiza: la corona de María, que parece que fuera verdadera, joyas preciosas, y el pasador que sujeta el manto. No menos elaborado es el fondo dorado con rayos de oro grabados, en el que destacan las aureolas decoradas con buen gusto. En el de Jesús se puede leer en complejos caracteres góticos “Yesus Christus Fil[ius Dei].” (“Jesucristo, hijo de Dios”)

Queda claro que Gentile utilizaba, si se le pedía, la misma pompa tanto en comisiones “provinciales” como para los grandes centros. La decoración sobreabundante crea en este caso, un aplanamiento inevitable de los volúmenes, que casi anula el sentido del espacio en la representación, refulgiendo en motivos abstractos que recuerdan la más rica tradición veneciana-bizantino.

Si quisiera puede visitar la entrada de este blog donde se explica el sentido religioso de la coronación de María

 Puede visitar también el sitio web del Museo donde se encuentra la pintura: Museo Getty

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Dejá una respuesta